Alepo I

Es un desierto de arenas y escorias,
Llegan siniestros prolongados tormentos,
Llegan como terrible demonios violentos,
Mercenarios sedientos de glorias.

Se oyen desesperadas súplicas piadosas,
¿De qué sirve pedir por milagros al cielo?
Si solo se escucha el rugir del mortero
!Y las calles de Alepo se llenan de fosas!

En un instante sin suerte,
Alepo y sus hijos desaparecen,
En una sentencia de muerte.

Abandonados en el desierto sufren
La cruenta agonía, ansíanos sedientos,
Cientos de miles se mueren hambrientos.

Bécker Fernandez (c) 2016

 

alepo-hungry-kids-12-30-2016-11-24-30-am

 

 

 

 

Anuncios

Abandonados

Vivimos en un mundo insensible,
lleno de turbulencia.
Ante la suerte de tantos inocentes,
Nos hacemos de la vista gorda.
Los niños no pidieron venir al mundo
a sufrir tanta derrota.
Absortos seguimos nuestros destinos
creyendo en tanto cuentos de camino,
viviendo en universos paralelos.
Nos meten en miedo,
Para que votemos por ellos,
Nos dejan perplejos cuando lloran,
cuando vociferan alterados,
cuando en nombre de Dios prometen
acabar con la guerra, acabar con la muerte,
mientras se matan a inocentes, nos engañan,
Y se burlan de todos cruelmente.

Becker Fernandez (c) 2016

alepo-recuers-12-30-2016-11-42-42-am