Abandonados

Vivimos en un mundo insensible,
lleno de turbulencia.
Ante la suerte de tantos inocentes,
Nos hacemos de la vista gorda.
Los niños no pidieron venir al mundo
a sufrir tanta derrota.
Absortos seguimos nuestros destinos
creyendo en tanto cuentos de camino,
viviendo en universos paralelos.
Nos meten en miedo,
Para que votemos por ellos,
Nos dejan perplejos cuando lloran,
cuando vociferan alterados,
cuando en nombre de Dios prometen
acabar con la guerra, acabar con la muerte,
mientras se matan a inocentes, nos engañan,
Y se burlan de todos cruelmente.

Becker Fernandez (c) 2016

alepo-recuers-12-30-2016-11-42-42-am

 

Anuncios