Alepo II

Esta es la historia triste de una ciudad,
Donde el silencio es preludio de muerte,
La Paz es un lujo de los cuerpos inerte,
Y se vive infinita la profunda ansiedad.

En los cielos cruzan guerreros de hierro,
Ahogando el llanto de un millar de inocentes,
Raudas y violentas son las aves inclementes
Que dejan una estela de luto y destierro.

Por la paz duradera, nadie en la tierra
por los pobres aboga y siguen cayendo
Fatídicas enormes las bombas de guerra!

Desesperada una madre seca sus ojos llorosos,
rescata a su pequeño varón, suave lo abraza,
y en un instante ya escrito se esfuman los dos.

Bécker Fernández © 2016

alepo-horrific-picture12-30-2016-11-44-34-am

 

 

Anuncios