La Peor de Todas

Silenciosos y perenne guardan
Las paredes de un viejo convento
los dolores y estoicos lamentos
De Asbaje y Ramírez de Santillana.

Tus pensamientos son estrellas peregrinas,
Espacio de cometas raudos y caprichosos,
Ellos colman la oración de versos hermosos
Que adornan tus plegarias sacramentinas.

Nacistes antes de tiempo
Visionera apasionada,
Y te fuistes al poco tiempo,

No os marcheis querida hermana,
Escribid mil versos os suplico,
Que sosieguen mi alma atribulada.

 

Becker Fernandez © 2017

 

Fachada de la iglesia de San Jerónimo de la Ciudad de México. En este conjunto conventual Sor Juana vivió la mayor parte de su vida.

Anuncios