Pájaro Enjaulado

 

A veces cuando la ansiedad lo invade,
Él sueña con el milagro mañanero
De la mujer de pechos bellos,
Que en visiones aparece, lo embelesa, y lo trastorna,
En un loco amante apasionado lo transforma.

No surcará los aires que lo lleven a ella,
En pos de algún destino muy lejos de él ya se ha ido.
Nunca mas él volverá a remontar sus montañas erguidas
De su suave piel, tentadoras llenas de leche y miel.

Inconsolable piensa en ella, víctima de su suerte,
Cada segundo, cada minute, hasta el día de su muerte,
Es su condena ineludible saber que con ella no estará.
Como fiera tumbada y abatida lame sus heridas,
Anhelando a la mujer que amó con pasión desmedida.

En una jaula hecha de alambre y púas,
cual pájaro triste y prisionero,
Él, temeroso vive en un encierro.
Cuando el sol y su diáfana luz en el ocaso desaparecen,
Las púas desangran como espinas en el alma,
El alambre maldito convertido en reja
Es candado que le impide volar en busca de ella.

En su sueño, él divaga convertido en peregrino,
Muchas veces terco y cansado regresa al lecho,
Busca de la mujer amante sus bellos pechos,
Y el calor intenso de su gallardo cuerpo,
Ambos en el nido cobijados, disfrutan sofocados.

En su sueño, ella tiene manos prodigiosas,
Que arrullan y protegen como madre amorosa.
Su boca sopla, lo libera y lo lanza al aire!
Como ave, desencadenado él vuela desesperado,
Y escapa de su martirizante encierro.

Nadie escucha el clamor del flechado,
La altiva mujer, que cuando quiere lo atrapa,
Y cuando no, suelta, desata, y de desdén lo mata,
De nuevo su boca sopla, lo libera y lo lanza al aire!
Con el corazón roto el enamorado llora,
Como ave en vuelo raudo va rumbo a la aurora.

Del dulce y cariñoso sueño
Convertido en pesadilla,
El loco incorregible,
El amante prisionero sin rendirse protesta,
Demanda en su propuesta que quiere ver
A la mujer dueña de sus noches y desvelos.

Mátame de una vez, grita el mortificado!
Porque él vive como un pájaro enjaulado,
Con alambre y púas de torturas
Y rejas que no curan su locura.

(c) 2014 Becker A. Fernandez
Derechos Reservados

crbs0311929

 

Anuncios

Lágrimas

 

Ella trata de esconder su pena.
Se maquilla, se embellece, y se peina.
Se reviste por fuera con coraza de sonrisas y falsas alegrías,
En su rostro no hay tristezas aparente por el día.
De su amor que esboza y contagia no hay rastro de dolor.
Por dentro, muy profundo en su alma, en las noches caen
Lágrimas de sangra que salen del corazón.

Son Lágrimas de ojos amorosos que brotan
Espontaneas como infinita fuente de dolor,
En la distancia cautiva en sus pensamientos
Al corazón le exige que no sienta más amor,
Porque él no se lo merece, como no se mereció
Haberla conocido aquel día lleno de ilusión.

En esta noche cuando el fantasma del recuerdo la acosa,
Reza para no volver a llorar,
Reza por su atribulado corazón.
Cierra los ojos para liberarse de los recuerdos,
Y renuncia a ser carcelera de tristezas,

No más espera, no más nostalgia,
Reacia abre la puerta de su alma,
Como quien abre una jaula
Donde una vez habitó el amor
Y ahora solo habita el dolor.

Escapa del encierro un ave peregrina,
Alzando sus alas remonta el vuelo,
Sin volver la mirada
Manteniendo la ruta,
Dejando atrás la razón de su duelo.

Sus ojos mojados la delatan.
Sin decir adiós y llena de valor,
Se aleja en busca de un nuevo destino.
Atrás queda la esperanza de un amor,
La enervante pasión del beso clandestino.

(c) 2014 Becker A. Fernandez
Derechos Reservados

wilting-rose-signifies-lost-love-divorce-or-a-bad-relationship