El Sauce Llorón

Caminando rumbo a casa y a la orilla del sendero,
Estaba el Sauce frondoso de ancha mesura,
Lo encontré triste y solitario, era un viejo madero,
Que desconsolado perdía su cordura.

El viento suave mecía las ramas del robusto,
Su sombra oscura y grotesca proyectaba en el suelo
Un presagio funesto, doloroso, y sin consuelo. 
El sauce parecía un espanto entre todos los arbustos. 

Endurecido por los elementos,
Lo miré y le pregunté curioso,
Qué pena te agobia verde coloso?

Al suelo caían sus hojas,
Eran lágrimas de congojas
Disipadas todas por el viento.

Bécker Fernandez
(c) 2017
IMAG3247
Anuncios