Cedro

Si yo fuera como un cedro,
En vez de lágrimas en el camino
Derramaria simplemente
Mil hojas desoladas y sin destino.

Seria testigo mudo de amores y regocijos,
Un madero vivo pero falto de sentimientos,
Immutable al invierno y los fuertes vientos,
Sin ilusiones ni congojas por recuerdos idos.

Mi corteza lazerada
Por el tiempo y el olvido
Seria cicatriz curada.

Mi savia inclaudicable al amor,
Erguido e imponente en la foresta,
Seria un coloso sin dolor.

Bécker Fernández © 2017

Anuncios

3 Comments

    1. Que gusto me dan tus palabras, muy agradecido por tu comentario. Parece mentira que llegó el 2017 y vamos a seguir adelante con el ajetreo de las palabras y los sentimientos – verdad? Eso lo de escribir es una comezón que no nos deja en paz! Un abrazo querido Ernesto

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s