Te Extraño

 

Extraño las mañanas cuando
la luz del sol dicipa la oscuridad de la noche,
la voz que susurra despacio
cuando despierto contigo,
los caminos que se convierten en
encrucijada y nos llevan al mismo destino,
el olor a fresa que tu tersa piel emana,
y aún más te extraño en la soledad
cuando ya nadie me piensa,
en los momentos cuando pienso
que ya nadie me quiere,
en el inmenso letargo
de mi interminable insonio.
Extraño los agitados latidos
de corazones raudos
en éxtasis de furor desmedido,
tus intensos ojos grandes y expresivos
cuando el brillo de la luna tenue
refleja en ellos lo que el alma siente,
cuando tus labios rojos gimen incoherentes.
Extraño los efímeros suspiros anhelantes,
las horas a tu lado convertido en esclavo,
la cama que cruje en el cuarto encerrados,
las cosas que te digo y las cosas que me haces,
absolutamente todas las extraño.

(c) 2014 Bécker Fernández

Anuncios

5 comentarios en “Te Extraño

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s