Ingenuo Rayo

 

Los niños que en la calle juegan
con caballitos hechos de madera,
crecen inocentes jugando
siempre de la misma manera.
Sus rostros limpios se asemejan
a los ojos claros de un ser divino,
que sumidos en un mundo diáfano y puro,
sonrientes y despreocupados miran al futuro.
Sus sonrisas tersas esbozan de vez en cuando
el anhelo de ser algún día grandes seres humanos,
mañana serán hombres fuertes, tolerantes
y humildes como el amor de madre.
Los inocentes niños a tan corta edad
llenan sus ojitos de innata curiosidad
que es la fuente de sueños y aventuras,
tarde o temprano tendrán que descubrir
porque la cuesta arrastra tanta basura
cuando las torrenciales aguas bajan invertidas.
¡Ah! Pero las aguas turbias de arcilla y lodo
son ideales para enviar barquitos de papel
y dejarlos ir flotando furibundos cuesta abajo
con mensajes en clave para la niña de la esquina.
La lluvia con relámpagos intensos
truena y hacen reflejar en el cielo lúgubres
sombras de pánico, pero hay un inocente
entre tantos que no le inmuta nada,
se imagina que convertido en rayo
podría volar por las alturas
y hacer temblar a los culpables
por tirar tanta basura.

(c) 2014 Bécker Fernández

images (1)

 

Anuncios

4 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s