Una Promesa de 6.0

managua72

Cuando la faja del Pacífico despereza,
desde la tierra y su caliente corteza
se manifiesta una apocalíptica visión
que nos inquieta.

¡Alerta Roja!
Que la tierra abandona su efímero sosiego,
se estremece en las entrañas del planeta
una fuerza brutal e inverosímil
en un intento audaz de interrumpir
la paz de los mortales que duermen
bajo el manto sereno de la noche quieta.

¡Tiembla la tierra!
El caos se generaliza, niños, hombres, y mujeres
en busca de refugio corren despavoridos,
fúnebres siluetas acosan a los perseguidos.

280314_630x354

¡Tiembla fuerte un gigante!
Que como remolino indómito
se libera de su permanente encierro.
Todo lo mueve a su alrededor, en desorden
estruendosamente caen al piso, el cristal, el vidrio,
la porcelana se hacen añicos
al estrellarse contra el suelo movedizo.

Una ambulancia rauda va
en competencia con la muerte,
en su carrera loca rumbo al rescate
va quejándose de su cruenta suerte.

Se escuchan lamentos de muerte,
algunos levantan sus miradas al cielo
desesperados, pero no se amedranta
el despiadado y deja sentir su furia
insolente con truenos espeluznantes y
estertores que parten a la tierra en un instante.

quake3

Los pobres que apenas se
escaparon a la inoportuna muerte,
ven sus techos en el suelo, inerte
yacen allí tal vez enajenados
los que descansaban inocentes
y que ahora descansan sepultados.

En zozobra deambulan temerosos
entre la oscuridad y la incertidumbre,
nadie sabe quien va o viene, quien vive o muere
porque es cuestión de tiempo impredecible,
la promesa es de  cumplimiento ineludible.

Los ojos damnificados con lágrimas dolientes
en desamparo imploran al omnipotente
¿Por qué no se oye el Toque de Diana?
¿Por qué la angustia de nuestro pecho emana?

AP_WF Jr.

Entre la siniestra penumbra, la noche sucumbe
a la luz del sol que se divisa como presagio de esperanzas,
Todo parece estar en calma, pero el verdugo vilmente
no descansa porque de nuevo hará temblar mares y continentes.

¡No tardes más Gabriel!
Deja que tu sonora presencia
anuncie el final que se avecina,
que se acabe el martirio,
libéranos de tanta agonía.

Titian_-_Polyptych_of_the_Resurrection_-_Archangel_Gabriel_-_WGA22785

¡Ven de una vez Gabriel!
Anuncia que la aurora está cerca,
devuélvele la fe a los que han perdido la paz
y el sosiego a la tierra que nos despedaza,
no es vida vivir en la ansiedad
de tanta alerta roja,
¡no es justo que la tierra herida
nos quite cruelmente la vida!

(c) 2014 Bécker Fernández

Anuncios

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s