Hojas Luminosas

 

Anoche en la oscuridad de mi cuarto, cayado reflexionaba sobre el sueño que me inquietó de manera especial. En mi visión nocturnal una hoja cayó suavemente del árbol del patio de mi casa. La hoja era de un brillo intenso como sí se tratara de una luciérnaga encendida. Suavemente se posó en el suelo sobre el follaje.  Con un soplo venido del cielo la hojarasca se revolvió en un espiral que la elevó al firmamento, sus hojas todas empezaron a brillar en diferentes colores.

Como lluvia de estrellas fugaces se esparcían por el cielo sin luna y en cantidades interminables caían sobre el techo de mi casa y de las otras casas de mi pueblo. Era un espectáculo multicolor que todo lo iluminaba convirtiendo la oscura noche en un relampaguear continúe e increíble lleno de colorido.

Recuerdo que abrí la ventana de mi cuarto y extendí mi brazo en un afán de sentir las hojas luminosas en la palma de mi mano. Las brillantes hojas caían por todas partes. Una de ellas se posó en mi mano  y pude sentir algo vibrante, como sí la misma vida emanara de aquella hoja, sus rayos de colores se proyectaban en mi rostro admirado y por un buen rato me quede absorto imaginándome como sería el mundo sí en vez de agua fueran hojas iluminadas de colores las que cayeran del cielo en noches de insomnio, sin luna y sin estrellas.

dandelion-light-shadow-down_w520

 

(c) 2014 Bécker Fernández
Derechos Reservados

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s