Gabo

Gabriel Gracia Marquez partió hoy hacia la aurora. Macondo ya no será el Macondo de siempre. La imaginación de Garcia Marquez nos embelesó con personajes imaginarios como el de la bella Remedios, los gitanos, la familia Buendia, y otros tantos. La metáfora Latinoamericana vive y vivirá lantente. En su honor aquí va un pasaje de su obra:

“… Macondo era entonces un aldea de veinte casas de barro y cañabrava construidas a la orilla de un río de aguas diáfanas que se precipitaban por un lecho de piedras pulidas, blancas y enormes como huevos prehistóricos. El mundo era tan reciente, que muchas cosas carecían de nombre, y para mencionarlas habia que señalarlas con el dedo.  Todos los años, por el mes de marzo, una familia de gitanos desarrapados plantaban su carpa cerca de la aldea, y con un grande alboroto de pitos y timabales daban a conocer los nuevos inventos…”

 

(c) 2014 Becker A. Fernandez
Derechos Reservados

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s