De enero a diciembre
De la tierra a la luna
Sus huellas persigue
Imborrables y profundas.

Silente refleja
Lo que la vida le ha dado
Comprende perplejo,
Con la musa ya ida,
Lo mucho que la ha llorado..

No existen caminos
Que no recorra doliente,
De la tierra a la luna.

Cada paso que tome,
Cada huella que siga,
Los recuerdos por siempre
Vivirán en su mente.

Los senderos son largos,
Son lentos los días,
Eternas las noches
De infinito letargo.

Es errante el destino,
Que perenne pretende,
Es tortuoso el camino
De enero a diciembre.

(c) 2014 Bécker Fernández
Derechos Reservadoss

Anuncios