Ella trata de esconder su pena.
Se maquilla, se embellece, y se peina.
Se reviste por fuera con coraza de sonrisas y falsas alegrías,
En su rostro no hay tristezas aparente por el día.
De su amor que esboza y contagia no hay rastro de dolor.
Por dentro, muy profundo en su alma, en las noches caen
Lágrimas de sangra que salen del corazón.

Son Lágrimas de ojos amorosos que brotan
Espontaneas como infinita fuente de dolor,
En la distancia cautiva en sus pensamientos
Al corazón le exige que no sienta más amor,
Porque él no se lo merece, como no se mereció
Haberla conocido aquel día lleno de ilusión.

En esta noche cuando el fantasma del recuerdo la acosa,
Reza para no volver a llorar,
Reza por su atribulado corazón.
Cierra los ojos para liberarse de los recuerdos,
Y renuncia a ser carcelera de tristezas,

No más espera, no más nostalgia,
Reacia abre la puerta de su alma,
Como quien abre una jaula
Donde una vez habitó el amor
Y ahora solo habita el dolor.

Escapa del encierro un ave peregrina,
Alzando sus alas remonta el vuelo,
Sin volver la mirada
Manteniendo la ruta,
Dejando atrás la razón de su duelo.

Sus ojos mojados la delatan.
Sin decir adiós y llena de valor,
Se aleja en busca de un nuevo destino.
Atrás queda la esperanza de un amor,
La enervante pasión del beso clandestino.

(c) 2014 Becker A. Fernandez
Derechos Reservados

wilting-rose-signifies-lost-love-divorce-or-a-bad-relationship

Anuncios