Anoche

Llovía en la noche fria,
Las gotas como lágrimas divinas
Caían del cielo y yo sabia
que tu corazón estaba en la cima.

Intenso es el deseo de verte,
Dame el milagro de tu piel
¿Dónde estás? Necesito quererte
Y empalagar me de tu miel.

Rojo profundo de pasión
Tus labios de mujer,
Besa a mi corazón
Y deja el alma arder.

Recorrer tus relieves es mi locura,
Como río en busca del mar
Desmesurado, jadeante, y sin censura,
Como loco deseoso de amar.

Llovía en la noche fria,
Gotas como lágrimas divinas
Caían del cielo y yo sabia
Que tu eras la peregrina.

(c) 2001 Becker A. Fernandez
Derechos Reservados

Anuncios

3 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s