La Peor de Todas II

Solo los amors prohibidos saben de tal desdén,
Por el dia cubría su rostro con fino velo,
Por las noches mojados de desvelos
Enjugaba lágrimas de un manantial recién.

No fue su intención ofender al Santo Oficio,
Sus escritos prendieron chispas en los ojos,
Se iluminaron los caminos y llegaron los enojos,
Se la llevaron a la iglesia para un santo juicio!

De aquella maravilla innata nacieron los tocotines,
Los versos alegóricos, la divina poesía,
la prosa profana, y la conderon de herejía!

Las indelebles manchas de tinta delataron su pecado,
Es cuestión de amor escribir lo que el alma siente
cuando el corazón palpita así, es que estas enamorado!

Becker Fernandez © 2017

zp_sor-juana_su-firma_signature-of-sister-juana

 

Entrada destacada

La Peor de Todas

Silenciosos y perenne guardan
Las paredes de un viejo convento
los dolores y estoicos lamentos
De Asbaje y Ramírez de Santillana.

Tus pensamientos son estrellas peregrinas,
Espacio de cometas raudos y caprichosos,
Ellos colman la oración de versos hermosos
Que adornan tus plegarias sacramentinas.

Nacistes antes de tiempo
Visionera apasionada,
Y te fuistes al poco tiempo,

No os marcheis querida hermana,
Escribid mil versos os suplico,
Que sosieguen mi alma atribulada.

 

Becker Fernandez © 2017

 

Fachada de la iglesia de San Jerónimo de la Ciudad de México. En este conjunto conventual Sor Juana vivió la mayor parte de su vida.

Entrada destacada

Cedro

Si yo fuera como un cedro,
En vez de lágrimas en el camino
Derramaria simplemente
Mil hojas desoladas y sin destino.

Seria testigo mudo de amores y regocijos,
Un madero vivo pero falto de sentimientos,
Immutable al invierno y los fuertes vientos,
Sin ilusiones ni congojas por recuerdos idos.

Mi corteza lazerada
Por el tiempo y el olvido
Seria cicatriz curada.

Mi savia inclaudicable al amor,
Erguido e imponente en la foresta,
Seria un coloso sin dolor.

Bécker Fernández © 2017

Entrada destacada

Alepo II

Esta es la historia triste de una ciudad,
Donde el silencio es preludio de muerte,
La Paz es un lujo de los cuerpos inerte,
Y se vive infinita la profunda ansiedad.

En los cielos cruzan guerreros de hierro,
Ahogando el llanto de un millar de inocentes,
Raudas y violentas son las aves inclementes
Que dejan una estela de luto y destierro.

Por la paz duradera, nadie en la tierra
por los pobres aboga y siguen cayendo
Fatídicas enormes las bombas de guerra!

Desesperada una madre seca sus ojos llorosos,
rescata a su pequeño varón, suave lo abraza,
y en un instante ya escrito se esfuman los dos.

Bécker Fernández © 2016

alepo-horrific-picture12-30-2016-11-44-34-am

 

 

Entrada destacada

Alepo I

Es un desierto de arenas y escorias,
Llegan siniestros prolongados tormentos,
Llegan como terrible demonios violentos,
Mercenarios sedientos de glorias.

Se oyen desesperadas súplicas piadosas,
¿De qué sirve pedir por milagros al cielo?
Si solo se escucha el rugir del mortero
!Y las calles de Alepo se llenan de fosas!

En un instante sin suerte,
Alepo y sus hijos desaparecen,
En una sentencia de muerte.

Abandonados en el desierto sufren
La cruenta agonía, ansíanos sedientos,
Cientos de miles se mueren hambrientos.

Bécker Fernandez (c) 2016

 

alepo-hungry-kids-12-30-2016-11-24-30-am

 

 

 

 

Entrada destacada

Mujer y Tiempo

Los segundos se agotaron
convirtiéndose en horas.
Tierno estaba el momento tan nuestro,
Vigente las promesas de tus labios,
los besos en celo, el éxtasis de mi letargo,
Y lo poco que quedaba del desvelo.
Mis ojos embelesados
vieron vividos la luz de la luna
brillando en las cimas
cargadas de noche,
bañadas de plata,
sedientas de besos.
Yo era herrero que fundió
tu alma en la mía.
Tú, hechicera de mis encantos.
Y nos quedamos así,
sin arrepentimientos,
viviendo el momento,
pleno de versos prohibidos,
colmados de euforia,
en un lecho de historias,
en una penumbra fortuita
que nos cobijó
cansados, abrazados,
bajo la luz soñolienta.
Y nos sorprendió la mañana
Y volvieron intensos los segundos
a convertirse en horas.

 

Bécker Fernandez (c) 2016

Entrada destacada

Esencia

Eres huella a pesar del tiempo,
Prisionera imprescindible
atrapada en un momento,
Eres un minuto de suspiros,
De pensamientos precipitados
Lleno de todo lo vivido,
Eres esencia de mujer la que respiro,
Eres ausencia melancólica la que flota
En el aire con que yo vivo.

Entrada destacada

El Niño Soldado

El tanque de acero entierra sus dientes férreos
en la calle que va a la iglesia,
No muy lejos un niño empuña un madero
que se asemeja a un rifle de guerra,
Sus pies descalzos se aferran
a un árbol donde pretende apostado
acabar con el batallón blindado.
El niño soldado dispuesto al combate
con dos bombas hechas de mecate,
el chico imprudente morirá por la patria.
La iglesia está abierta,
pero no hay un alma rezando,
se han quedado solitarios
el Cristo y todos sus santos.
Han llovido del cielo
estruendosas las bombas,
Los hombres sinceros
han quedado en el suelo,
y los críos descalzos
se han largado a la guerra,
lloran las mujeres por los nobles
sacrificados, por aquellos
que se habrán de marchar
y por los hijos que no volverán.
El tiempo apremia, los soldados
se acercan sigilosos armados de terror
siguiendo al monstruo de acero dotado
con un cañón que tenebroso apunta a la iglesia,
el soldado que guía detiene su marcha,
se quita el casco de hierro en señal de respeto,
Se arrodilla y se persigna mirando a la cruz,
cuando de pronto se oye el grito del chico:
¨Patria Libre o Morir¨ y abatido en el suelo,
bañado en su sangre yace el cuerpo
del niño soldado que ha perdido su vida,
con un madero en la mano
y dos bombas hechas de mecate.

Becker Fernandez (c) 2016

child soldier conference

Entrada destacada

Abandonados

Vivimos en un mundo insensible,
lleno de turbulencia.
Ante la suerte de tantos inocentes,
Nos hacemos de la vista gorda.
Los niños no pidieron venir al mundo
a sufrir tanta derrota.
Absortos seguimos nuestros destinos
creyendo en tanto cuentos de camino,
viviendo en universos paralelos.
Nos meten en miedo,
Para que votemos por ellos,
Nos dejan perplejos cuando lloran,
cuando vociferan alterados,
cuando en nombre de Dios prometen
acabar con la guerra, acabar con la muerte,
mientras se matan a inocentes, nos engañan,
Y se burlan de todos cruelmente.

Becker Fernandez (c) 2016

alepo-recuers-12-30-2016-11-42-42-am

 

Entrada destacada

Pensé en Olvidarte

Cautivo de la memoria tuya,
Desconsolado escribo mis letras
Llenándolas con tu nombre.
Pensé que sería fácil olvidarte,
Que cosa más rara es el amor de lejos,
Quisiera no respirar del todo,
Detener los latidos de mi corazón enfermo.
Te has convertido en tinta indeleble,
Me has marcado para siempre.
Pensé que sería fácil dejar de quererte tanto,
No tocar las rosas que me hieren los dedos,
Ni al lirio que abatido se muere con su llanto,
Pero regresa de golpe como fortuito puñal
Tu recuerdo y entonces trato de nuevo
Y comprendo que olvidarte no puedo.

 

Becker Fernandez

(c) 2015

Entrada destacada

Martires de Iguala


Se esconde en el valle mancillado
Una serpiente elusiva y venenosa.
Lloraron las madres dolientes
Por los luceros apagados,
lloró el águila rauda y bravía
Por los gritos silenciados.
En la hora negra el saguaro lloró,
¿Por qué murieron pregunta la gente?
La noche a oscuras de dolor la dejaron,
¿Por qué se fueron tan de repente?
Guerrero parió 43 en la sierra madre
Y fue el desierto basto de dunas
su cuna, su amor y su tumba.

Becker Fernandez  (c) 2015


Nota de Prensa

La desaparición forzada en Iguala de 2014 fue una serie de episodios de violencia ocurridos durante la noche del 26 de septiembre y la madrugada del 27 de septiembre del 2014, en el que la policía municipal de Iguala (220 km al sur de la ciudad de México) persiguió y atacó a estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa (257 km al sureste de Iguala). En dicho enfrentamiento habrían salido dañados periodistas y civiles. Los hechos dejaron un saldo de al menos 9 personas fallecidas, 43 estudiantes desaparecidos de esa escuela normal rural y 27 heridos.

Entrada destacada

Me fui sin decir adiós

Me fui sin decir adiós,
Sin besar tu tersa mejía
En la mañana fría.

Me fui sin decir adiós
Tomando solitario y extraño
Un rumbo desconocido.

Me fui sin decir adiós,
Y te llevaba dentro
Con el recuerdo de tu piel
Cobijando a la mía,
Con el sutil brillo de tus ojos
Iluminando mi destino.

Y me fui sin decir adiós.

 

Becker Fernandez

(c) 2015

Entrada destacada

Bellas y Vírgenes

 

Tras el velo de seda
Que suave acaricia
El rostro de una doncella
Se esconde impotente
La virgen más bella.
Los ojos adolecentes
No ven su destino.
En su tierna memoria
Existe un mundo de Aladino,
Son cuentos de glorias
Hechos de alfombras que vuelan
En un gran palacio de lujo
Con ventanas enormes
donde cuelgan cortinas de telas.
Es un lugar mágico y encantador
Donde un poeta le escribe
Enamorado versos en rimas de amor.
Su padre dice,
“Es bueno ser pura,
La virtud has de guardar
Para el jeque que vendrá de Oriente
Y un alto dote habrá de pagar”.
Ella sueña con un príncipe
Que de besos la habrá de colmar,
Libere su rostro de su velo celoso,
Recuerda que es duro
Vivir en refugios de exilio,
Llora por Siria que sufre un martirio,
Donde ha quedado frustrado el futuro,
A los ojos preciosos llenos de candor
Asoman dos lágrimas que son de pudor.
No comprende su mente sana
Lo que el incierto futuro depara,
Llegará un torvo animal
Que con ojos de lujuria y fuego,
Tirará unas monedas de juego
Será un valioso caudal.
No importa la edad de la nena,
Que sea virgen y recatada,
Su padre asegura, “Que ha sido
La hembra muy bien cuidada”.

(c) 2014 Bécker Fernández

________________________________________

Dentro de la realidad de la guerra en Siria, se esconde algo temible: la venta de niñas a jeques por parte de sus padres. La miseria y la necesidad de dinero les lleva a tal terrible situación. Muchas esposas, al cabo de los meses, son abandonadas y repudiadas, con la mala reputación que tienen en esa cultura las mujeres divorciadas. Según la ONU, más del 51% de mujeres sirias refugiadas se casa antes de la edad legal. En el país, el matrimonio precoz es una práctica común y, para las autoridades religiosas, basta con firmar un certificado, un apretón de manos y realizar una lectura de la Fatiha (primera sura del Corán).

https://comienzodecero.wordpress.com/author/lolilopesino/

Entrada destacada

Invierno en Illinois

 

Se vino el invierno inclemente
de tersopelios blanqueado.
El gélido viento
implacable golpea
a un árbol desnudo
que sufre allá afuera.
Yo veo a un valiente
con sus ramas alzada
pedir vehemente
que el invierno no sea tan rudo.
Las capas de nieve  mojan al mudo,
impotente él se siente,
se congelan sus lágrimas
como inerte cristales
apuntando al suelo.
Se vino el verdugo
de terciopelos blanqueado
Avasallando al coloso
que sólo se muere
en un lúgubre invierno.
Yo busco al pie del doliente,
sus hojas marchitas
que una vez reluciente
brillaron llenas de vida,
fueron arrullo de amores
de algún pájaro que voló
raudo y errante.
Al pie de aquél árbol
yo encuentro a un manto
que lo cubre de hielo
como tumba pesada
que ha caído del cielo.
(c) 2014 Bécker Fernández

 

20080304131509_solitude

Entrada destacada

Amigos

Se apagó el sol y la luz del día en el ocaso marchitó,
partieron las auroras en el silencio de la noche mustia,
de tus labios tersos quedaron marcadas
las huellas indelebles de tus besos en mi piel,
tu voz tiembla cuando dices:

No te aferres a un imposible
Que no nos sirve de nada,

Seremos solamente amigos.

De tus ojos amorosos
aparecen vacilantes lágrimas
inoportunas que entristecen tus mejías,
tu labios taciturnos una vez mas dicen:

¡Aunque me hayas robado el sueño,
aunque me muera por estar contigo,
seremos simplemente amigos!

(c) 2014 Bécker Fernández

Entrada destacada

Seattle

Entre la bruma
De un otoño tardío
Encuentro a la orilla
De un mar bravío
A una ciudad de colinas.

Es una doncella echada en la arena,
A su perfecta silueta,
La bañan las aguas heladas
Que llegan de Alaska.

Las inquietas espumas
Cubren los pechos erguidos
Que luego se esfuman
Dejando los senos puntiagudos
Expuestos al cielo de luces plateadas.

El sol mañanero
De un Octubre postrero
Calienta a la playa
Como si fuera un verano.

El otoño celoso
Que llega ventoso
Hace crujir los árboles
Que lloran sus hojas
Para vestir recatada
A la bella desnuda.

Se aproxima en Noviembre
Amenazante el invierno
Con blanca presencia
Le traerá un vestido de novia.

Besará impetuoso el coloso
Los picos erguidos
Y en fondo de nieve
Con la hembra mojada
Se bañará con la luz de la luna
En un manto de hielo.

Llorará desde el cielo
El sol ya distante
Al ver su doncella
tiritando de frío.

1280px-Space_Needle_360_Panorama

 

(c) 2014 Bécker Fernández

Entrada destacada

AMOR DE LUNA

En la noche estrellada
Se vislumbra a lo lejos
Una sombra plateada.
La montaña celosa
Esconde a la hermosa
Que sin prisa y erguida
Aparece radiante
La diana desnuda,
Que altiva se eleva,
Que baña a los mares
De luces blanqueadas
Y amores de ensueños.
Yo veo a la luna
Que es fuente de vida,
Yo siento su amor
Que es fruta prohibida,
Es idilio imposible,
Que viene en las noches,
Se acuesta conmigo
En un lecho de estrellas
Me deja dormido.
El sol me despierta
del dulce letargo,
Me quema por dentro
la pasión que lastima,
Lamento el amor de la luna,
Que se marcha a lo lejos,
Tras la montaña alcahuete
Se esconde la hermosa,
Y juega conmigo
Una musa preciosa.

(c) 2014 Bécker Fernández

quarter_moon_1600

Entrada destacada

Si el destino me dejara, si tan sólo por un instante pudiera al pasado regresar, volvería al sitio que una vez distraído navegué por mares desconocidos sin la rosa de los vientos, sin rumbo definido, pleno de anhelos que se esfumaron cohibido por los vientos tormentosos, por las dudas que sentí temeroso, por los versos que escribí, por las promesas que no cumplí. Si el destino me dejara, si tan sólo por un instante pudiera preocuparme menos en lo que la vida significa, y más en el significado de la soledad y el olvido. Si tan sólo por un instante pudiera escribir una historia distinta, Sería la historia de un soñador que añora  un mar en calma, que sigue fiel la luz de su destino que disipa la penumbra del camino, Si tan sólo por un instante pudiera encontrar un suave remanso de paz, sin nostalgias, ni vacíos, sin soledades, ni olvidos para que no desangren los corazones malheridos. Si tan sólo por un instante pudiera al pasado regresar…

shadow of a man

(c) 2014 Bécker Fernández

Entrada destacada

Te Extraño

 

Extraño las mañanas cuando
la luz del sol dicipa la oscuridad de la noche,
la voz que susurra despacio
cuando despierto contigo,
los caminos que se convierten en
encrucijada y nos llevan al mismo destino,
el olor a fresa que tu tersa piel emana,
y aún más te extraño en la soledad
cuando ya nadie me piensa,
en los momentos cuando pienso
que ya nadie me quiere,
en el inmenso letargo
de mi interminable insonio.
Extraño los agitados latidos
de corazones raudos
en éxtasis de furor desmedido,
tus intensos ojos grandes y expresivos
cuando el brillo de la luna tenue
refleja en ellos lo que el alma siente,
cuando tus labios rojos gimen incoherentes.
Extraño los efímeros suspiros anhelantes,
las horas a tu lado convertido en esclavo,
la cama que cruje en el cuarto encerrados,
las cosas que te digo y las cosas que me haces,
absolutamente todas las extraño.

(c) 2014 Bécker Fernández

Entrada destacada

Tu Último Poema

Mis ojos cerrados,
abiertos los tuyos,
Sedientos los labios,
Hambrientos de placer.
Tu boca balbucea mil locuras,
Tratamos que el instante se repita,
Quiéreme una vez más tú me gritas,
Quiéreme todo el santo día,
Que las horas nos agitan,
Que las noches sin ti se tornan frías,
Quiéreme cuando hayas partido,
Cuando mi corazón se sienta vacío,
Quiéreme siempre amado mío.

(c) 2014 Bécker Fernández
Derechos Reservados

couple of lovers

Entrada destacada

Te Arrancaré de mi Vida

 

Sobre la mesa de madera, al pie de una botella de vino, se encuentra una página estrujada y humedecida tal vez por las lágrimas caídas, tal vez por el vino derramado.  En la página inconsciente yace desolada parte de una  historia de un amor que tiene un principio pero no tiene un final.

En el amarillento papel se encuentra un escrito del puño y letra de un enamorado que lo llenó de sueños imposibles.  Su mano trémula sirve una vez más el enervante líquido de suave olor a madera preciosa. El hombre que parece más bien la sombra de sí mismo, levanta la hoja estrujada y con desdén la vuelva a dejar sobre la mesa tirada. En él se capturó la euforia de momentos que parecieron interminables pero al correr del tiempo, simplemente fueron instantes efímeros y pasajeros los vividos. El vino era el escape que aletargaba su conciencia y apagaba por momentos el dolor intenso de estar vivo.

Se interpuso entre ellos el espacio infinito, el tiempo continúo que inexorable consumió sus desolados días, los momentos aciagos añorando desesperado el reencuentro que parecía inalcanzable. Las noches de estrellas y lunas plateadas, se venían y se iban como olas de mar que adormecían los minutos convertidos en horas, que irremediablemente se hacían días y meses eternos de dolor. Fue entonces que el poeta iracundo habiendo perdido toda esperanza del anhelado reencuentro que en un momento de locura escribió en la página estrujada lo que podría ser la conclusión de aquel poema doliente. Tal vez sería lo que posiblemente le devolvería a su alma el sosiego que por tanto tiempo había estado ausente.  Tal vez sería la estocada de gracia que su moribundo corazón necesitaba en aquel momento de desgracia.

Entonces tomó el vino y de un trago vacío la copa, recuperó la estrujada página y vertió en aquel amarillento papel el dolor que su alma desolada sentía…

Te arrancaré de mi vida
Aunque en ello se valla la mía!
No volverán mis oídos a escuchar
el susurro que recuerden tus anhelos.

La magia de la luz de la luna
se volverá mustia y desolada
pero no me importa ya nada!
porque te arrancaré de mi vida
aunque en ella se valla la mía!

La luz de sol y su esplendor abandonaran los campos,
asustaran a todos la lluvia con truenos y relámpagos,
volverá el agua a mojar la tierra como dolientes lágrimas
que interminable brotaran de mis ojos.

Inconsecuente serán los días,
irrelevante serán los amaneceres,
porque de ti ya no habrá recuerdos
que llenen mi corazón de placeres.

Porque te arrancaré de mí ser,
será la única salvación,
sí es que quiero volver a vivir,
sí es que quiero volver a sentir.

No me importará  lo que hagas
ni lo que digas,
serás historia en el libro de mi corazón
escrito con dolor y amor.

Cuando deje de llover en mis ojos tristes,
llegará de nuevo la luz  diáfana
de sol majestuoso que queme mis tinieblas,
no habrá tormentas que agobian mi alma.

No palpitará mi corazón al unísono con el tuyo,
porque seré libre como el aire,
porque la memoria de lo vivido
tal vez se convierta en una referencia
lejana de todo lo que he sentido.

No te pensaré más,
lo que hoy me martiriza
será un dolor curado, será cuenta saldada
porque te arrancaré de mi vida
aunque en ello se vaya la mía.

No veré el horizonte con esperanza,
no habrá idilio nocturnal,
que me obligue a dormir menos en las noches.
El gemido de los árboles que crujen con el viento
no me acompañaran en mis noches soñolientas.

Dejaré de ser el poeta errante
que seguía distante
tus huellas peregrinas.

Fue en ese fortuito entorno, en la mesa de madera, al pie de una botella de vino  y en una página estrujada, humedecida  por lágrimas caídas y vino derramado que un poeta enamorado y dolido escribió la última estrofa al gran amor de su vida.

(c) 2014 Bécker Fernández
Derechos Reservados

lonely man at beach

Entrada destacada

No Enciendas La Luz

 

No enciendas la luz todavía,
Quiero seguir en la cama soñando
que aún me estas amando.

Quiero que la noche sea eterna a oscuras,
postergar el adiós, las caricias, el beso postrero.
Quiero cada palabra, repetir cada ternura,
Incansable recorrer todos tus senderos.

Regrésame al punto donde está tu regazo,
Al sitio infinito que cabe en cuatro paredes,
Al momento exacto cuando caigo en tus redes,
cuando pierdo el sentido arrullado en tus brazos.

No enciendas la luz todavía,
Quiero perseverar este momento
para no descubrir mi cama vacía.

Deja que el sol lentamente,
Me devuelva a la vida cuando muera por verte,
Entre mis manos, contra mi pecho,
Cuando no pueda ni un segundo más retenerte
Caliente, jadeante, en nuestro lecho.

(c) 2014 Bécker Fernández
Derechos Reservados

o-DARK-BEDROOM-SLEEP-570

Entrada destacada

Mensaje Urgente

 

Necesito regresar el tiempo,
Sentir los minutos balbuceantes
Cuando inocente y tímido besé tu mejía
de frescor y juventud rebosante.

Necesito volver a vivir ese momento
en que te confesé mi amor constante,
Cautivarte para cambiar la historia
de un amor que ha vivido solo y errante.

Necesito de tu silueta en la penumbra,
Unir nuestros labios húmedos y trémulos,
Apagar jadeante lo que se musita
en los momentos de éxtasis delirantes.

Necesito al día en que volveremos
a recobrar el tiempo perdido,
Hacer bajo la sombra de un alero
el sitio ideal de nuestro nido.

Necesito que me necesites
a cada momento, a cada instante,
Ser perenne el uno para el otro,
Sin arrepentimientos, sin demoras.

Necesito que tus bellos ojos
anhelantes lean mi mensaje urgente
Para ver reflejados en ellos
la razón por la que vives en mi mente.

Necesito encontrar entre mis recuerdos,
Poemas de enamorado,
Escuchar de tus labios rojos
Que me quieres, que con nadie
Nunca sentirás lo que conmigo sientes.

Necesito confesar que me gustaría
Perderme en tus sabanas de seda,
Revolcarme en tu cama y amanecer atado
a tu cuerpo convertido en tu esclavo.

Son pocas las oportunidades que encuentro
para decirte las cosas que yo siento.
Necesito volver a vivir los días
Cuando fuiste mía, cuando fui tuyo
Cuando esperábamos al sol naciente
arrullados por el manto de la noche.

Necesito que me lleves a la gloria,
Tocar el cielo y quedarnos allí
A esperar el momento ineludible
Que nos llevará juntos a la aurora.

(c) 2014 Bécker Fernández
Derechos Reservados

images (2)

Entrada destacada

Yo vi sus ojos enfurecido,
era el mismo rey del mal,
Lo encontré sereno frente a frente,
Era el demonio que torturó mis sueños
y convirtió en pesadilla mi infancia doliente.

Fue en un instante, fue en un suspiro
cuando el fantasma de la muerte
quiso impune doblegar mi suerte.

Pensar que de pronto
la luz del sol se apagaría,
Que de golpe los recuerdos
y las vivencias desaparecerían.

Víctima del impío,
bestia cobarde
por el odio corroído,
Yo pude haber caído
Abatido, quieto,
inerte, y sin sentido

Nunca antes había el terror
llegado tan cerca, tan patente.
Pero se dio el milagro de la vida
para escribir mi historia consiente
Para que de una vez por todas borrara
el dolor y el bochorno de mi mente.

­ ¿Qué pudiera escribir ahora
que no haya escrito antes?
¿Qué  pudiera sentir esta noche
que no haya sentido en mis
desvelos de terror incesante?
¿Qué  pudiera emanar
de mi alma rota
que en su intento de sobrevivir
Sólo ha encontrado mil derrotas?

Pero se dio el milagro de la vida,
para ver la luna tenue
y las estrellas de la noche.

Un día más
para experimentar el prodigio
de volver a querer a quien me quiere.

Un día más para oír
el trineo de los pajaritos libres
que en las tardes traen recuerdos,
cuando ellos susurran,
cuando se acomodan,
cuando despiden el día
sin congoja.

Un día más
para esperar impaciente
el día que te tenga cerca
y sentir tus suspiros anhelantes.

Un día más
para contar mis cuentos de camino,
para hacer de un minuto
una hora contigo,
vivir un día así pleno de alegrías,
para compartir los meses
Faltos todos de melancolías.

Un día más
para no llorar de tristezas
por lo mal que la vida pudo haber sido
por lo peor que la muerte hubiese traído.

Sí una lágrima ves en mi rostro curtido,
será de alegría porque un día más
se me ha concedido
para oír tu dulce voz decir
Lo mucho que me has querido.

images (1)

(c) 2014 Bécker Fernández
Derechos Reservados

Entrada destacada

Errante

 

De enero a diciembre
De la tierra a la luna
Sus huellas persigue
Imborrables y profundas.

Silente refleja
Lo que la vida le ha dado
Comprende perplejo,
Con la musa ya ida,
Lo mucho que la ha llorado..

No existen caminos
Que no recorra doliente,
De la tierra a la luna.

Cada paso que tome,
Cada huella que siga,
Los recuerdos por siempre
Vivirán en su mente.

Los senderos son largos,
Son lentos los días,
Eternas las noches
De infinito letargo.

Es errante el destino,
Que perenne pretende,
Es tortuoso el camino
De enero a diciembre.

(c) 2014 Bécker Fernández
Derechos Reservadoss

Entrada destacada

Rumbo Norte

Van rápidos y sigilosos para no ser descubiertos,
Vienen de Mesoamérica uno a uno toman el camino,
Bajo la sombra cruzan el Rio Grande y el arduo desierto,
Algunos quedan inerte, perder la vida le depara el destino.

Fatídicos pájaros metálicos dan el grito al cielo,
Son aves imperiales que vigilan el grandioso suelo,
Porque es intensa y constante la lluvia de estrellas,
Son luces multicolores que en la frontera destellan.

Ellos son los pobres del mundo, eternos errantes,
Perseguidos por águilas, mercenarios, y traficantes,
Es un largo sendero de cruces clavadas a tumbas de hombres,
Es el castigo que pagan con sangre los muertos sin nombres.

Por años en el mismo punto de siempre,
en la misma espera de todos los días,
brazos fuertes forman las cuadrillas,
son seres que llevan en alto sus frentes.

Tienen manos prodigiosas los caminantes,
Justo a tiempo llevarán la cosecha al hambriento,
El fruto y el agua mitigarán la sed al sediento,
Volverá al valle la diáfana luz pura y constante.

Volverá el terruño a juntarse con los suyos
Mujeres, hombres, niños, y ansíanos,
Sí es que el verdugo no escucha el murmullo,
Será la Guadalupana entre las cruces del sendero,
Como ángel guardián, la enviada especial del cielo.

En el horizonte, señorial se eleva a los emigrantes,
La casa del Cristo crucificado que reza y llora,
¡Misericordia a las ovejas que la paz añoran!
¡Trabajo que dignifique la vida a los promesantes!

Un anhelo sincero se eleva al universo entero
Para que un día se acabe tan terrible destierro,
Para que desaparezcan las cruces sin nombres,
Que crezcan los críos juntos convertidos en hombres,
Que las mujeres no sufran por sus maridos perdidos,
Porque el desierto es un lecho injusto e inmerecido.

DW_crosses_072612_23_b_183411

(c) 2014 Becker A. Fernandez
Derechos Reservados

Entrada destacada

 

A veces cuando la ansiedad lo invade,
Él sueña con el milagro mañanero
De la mujer de pechos bellos,
Que en visiones aparece, lo embelesa, y lo trastorna,
En un loco amante apasionado lo transforma.

No surcará los aires que lo lleven a ella,
En pos de algún destino muy lejos de él ya se ha ido.
Nunca mas él volverá a remontar sus montañas erguidas
De su suave piel, tentadoras llenas de leche y miel.

Inconsolable piensa en ella, víctima de su suerte,
Cada segundo, cada minute, hasta el día de su muerte,
Es su condena ineludible saber que con ella no estará.
Como fiera tumbada y abatida lame sus heridas,
Anhelando a la mujer que amó con pasión desmedida.

En una jaula hecha de alambre y púas,
cual pájaro triste y prisionero,
Él, temeroso vive en un encierro.
Cuando el sol y su diáfana luz en el ocaso desaparecen,
Las púas desangran como espinas en el alma,
El alambre maldito convertido en reja
Es candado que le impide volar en busca de ella.

En su sueño, él divaga convertido en peregrino,
Muchas veces terco y cansado regresa al lecho,
Busca de la mujer amante sus bellos pechos,
Y el calor intenso de su gallardo cuerpo,
Ambos en el nido cobijados, disfrutan sofocados.

En su sueño, ella tiene manos prodigiosas,
Que arrullan y protegen como madre amorosa.
Su boca sopla, lo libera y lo lanza al aire!
Como ave, desencadenado él vuela desesperado,
Y escapa de su martirizante encierro.

Nadie escucha el clamor del flechado,
La altiva mujer, que cuando quiere lo atrapa,
Y cuando no, suelta, desata, y de desdén lo mata,
De nuevo su boca sopla, lo libera y lo lanza al aire!
Con el corazón roto el enamorado llora,
Como ave en vuelo raudo va rumbo a la aurora.

Del dulce y cariñoso sueño
Convertido en pesadilla,
El loco incorregible,
El amante prisionero sin rendirse protesta,
Demanda en su propuesta que quiere ver
A la mujer dueña de sus noches y desvelos.

Mátame de una vez, grita el mortificado!
Porque él vive como un pájaro enjaulado,
Con alambre y púas de torturas
Y rejas que no curan su locura.

(c) 2014 Becker A. Fernandez
Derechos Reservados

crbs0311929

 

Entrada destacada

Premios: 2 x 1

El Blog “Mis Poeamas” ha sido nominado para dos premios. Me siento horado y agradecido por esta doble nominación, gracias por
seguirme y apoyarme en el afán de plasmar sentimiento y verbo en una forma simple que alimenta el alma y nos hace mas humano.
Gracias a PaoloCesare, author de “Nadie Nos Entiende” por la nominación.
El premio The Versatile Blogger Award; y el premio The cracking chrispmouse Bloggywog Award son premios que buscan unirnos un poquito mas cada día. Gracias por compartir y difundir.

(c) 2014 Becker A. Fernandez
Derechos Reservados

Nadie Nos Entiende

No puedo dejar pasar la oportunidad para agradecer por seguirme, por valorar los temas tocados y por compartirlos. En lo que va del 2014, Nadie Nos Entiende ha recibido doble premiación. Gracias a Ben, autor de Hojeando Vida por el premio The Versatile Blogger Award; y a Adrián, autor de Mmuarg por el premio The cracking chrispmouse Bloggywog Award. Ambos premios buscan difundir y conocer más sobre aquellos blogs que día a día nos acompañan y unirnos un poquito a esos autores, muchos de ellos anónimos. Me permití juntar ambas nominaciones en un solo post de respuesta para no alargar más la espera… (Redobles por favor)

The Versatile Blogger Award The Versatile Blogger Award

The Cracking Chrispmouse Bloggywog Award The Cracking Chrispmouse Bloggywog Award

Ya que las reglas son similares, continuaré con los quince nominados. Para ellos, siéntanse libres de escoger el premio que más les guste ¡Felicitaciones! Para los lectores, siéntanse invitados a leer estos…

Ver la entrada original 543 palabras más

Entrada destacada

Tus Manos

Cuando el día se apaga y llega la calma,
El niño silente de pronto despierta y llora,
De prisa con tus manos nobles y sin demora,
Arrullas al nene y devuelves la paz a su alma.

Tus manos son bálsamo para el desconsuelo,
Perfumes deliciosos como pétalos de rosas,
Que prodigiosamente han venido de una diosa,
A calmar sus ansias y curar su desvelo.

De día y de noche vigilas su sueño,
Él quiere cariño, él quiere tus besos
Para olvidar sus quejas y ahuyentar lamentos,

Con los ojos cerrados y en estos momentos,
Él quiere tus manos que lo arrullen de nuevo,
Dormirse en tus brazos, con calm y sin miedo.

(c) 2014 Becker A. Fernandez
Derechos Reservados

Maria_with_her_son_mission_of_jesus

Entrada destacada

Tú Voz

sad-man-and-rain-1330349202VkV

La voz que escuché me trajo recuerdos de antaño
Tal pareciera que jamas se hubiese apagado
La voz sensual que endulzó mi corazón amargado
Como mil besos de miel y pasiones de años

¿Por qué se fue? nunca lo sabré.
El brillo de sus ojos era sincero.
Cuando solo me encontré, sí lloré,
De golpe sentí un dolor verdadero.

En el silencioso andar de esta mi vida
¿A quien culpo de mi existencia casi ida?
En vano culpo a mi cruenta suerte,
Inútil busco la paz en la muerte.

Infructuoso quiero entender las razones de su partida,
Inocente me engaño y culpo al traicionero amor,
A la noche sin estrellas, a la luna, al sin sabor.
La musa sigilosa de noche se fue dejando una herida.
Su voz como un canto triste resuena en mi alma
Cual melodía doliente que no devuelve la calma
Cual filoso cuchillo que corta y desangra.

(c) 1993 Becker A. Fernandez
Derechos Reservados

the-broken-heart

Entrada destacada

Fresa

De color rojo intenso por fuera,
casi blanca y suave por dentro,
como dulce fresa tu boca
embriaga mí alma loca.
Eres una fresa tentadora
que Cupido añora,
Eres corazón en llamas
como latidos que claman
de tremores constante de locos amantes.
La fresa es imaginar tu desnudez de onduladas formas,
es recordar la topografía de tus valles y montañas
que me llevan al punto exacto del no retroceder.
Su dulzura es elixir enervante que me hace caer
en tus brazos amorosos llenos de pasión,
es droga, es delirio, es euforia,
cuando ambos compartimos la gloria
sólo existe hoy, sólo existen tú y yo.
La fresa es sentirse presa del dulce néctar,
es morir y volver a nacer, es el goce de ver tus ojos,
es oír tu voz decir te quiero, es sentirnos el uno para el otro,
es oír tu voz decir sin ti yo muero.
La fresa es saborear lo rojo de tu corazón,
es embriagarme de tu miel hasta más no poder,
es beber en tus manos de la fuente eterna del querer,
es comer a besos toda tu piel.

Becker Fernandez (c) 2013

IMAG3430

Entrada destacada

Caballo bayo

El todopoderoso de la tierra,
Con rostro de ceño fruncido,
Sin alma, corazón, ni sentidos,
Un mentiroso incita a la guerra!

Con decretazos quiere un gran muro,
Avasallando inocentes, el insensato
Ataca y culpa a los pobres incautos,
Enfermo de odio les niega un futuro.

Coyuntural compañeros! En el punto excto
los hechos se confunden con la realidad,
El bien es el mal y la mentira es verdad!

Montando a caballo de color ceniciento,
Habrá llegado a la tierra el cuarto jinete
Blandiendo su espada de sangre y de muerte?cker Fernandez
(c) 2017


victor_vasnetsov_-_knight_at_the_crossroads_-_google_art_project

El Sauce Llorón

Caminando rumbo a casa y a la orilla del sendero,
Estaba el Sauce frondoso de ancha mesura,
Lo encontré triste y solitario, era un viejo madero,
Que desconsolado perdía su cordura.

El viento suave mecía las ramas del robusto,
Su sombra oscura y grotesca proyectaba en el suelo
Un presagio funesto, doloroso, y sin consuelo. 
El sauce parecía un espanto entre todos los arbustos. 

Endurecido por los elementos,
Lo miré y le pregunté curioso,
Qué pena te agobia verde coloso?

Al suelo caían sus hojas,
Eran lágrimas de congojas
Disipadas todas por el viento.

Bécker Fernandez
(c) 2017
IMAG3247

Al Divino Narciso II

La idea, la razón, la prensa, todo peligra!
El legado noble, el viento libertario,
Los pobres, los perseguidos a diario,
El hombre a quien la esperanza abriga.

Que hubiese hecho el Cristo en este pantano,
Donde se compra y vende voluntades y favores?
Que hubiese hecho el Luther entre tantos errores
Cuando se invoca el nombre de Dios en vano?

Soberbio en el umbral de la historia
incoherente y vociferante tratará
De convertir el futuro en escorias!

No habrá justo que se salve del flagelo,
Por los débiles del mundo hostigado,
Llegará la providente justicia del cielo?

Becker Fernandez (c) 2017

 

trump-portest

Al Divino Narciso

Escondido en la torre que rasca al cielo,
Un divino Narciso sueña entre nubes
con espejos de oro y bellos querubes
Que adoran al Dios que nos llena de miedo.

El charlatan vocifera su tóxico mito,
Ve con desdén el color de la gente,
Sin piedad se burla de los indigentes,
Dice palabras convertidas en gritos.

Donde estás querido Gabriel?
No tardes más que son muchos
Los días y la vida es muy cruel.

Es un secuaz de esperanzas,
Entidad pervertida que maldice,
Mortifica y hiere como una lanza.

Bécker Fernández (c) 2017


trump-making-fun-of-handicapped

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: